Cristina Franch: “les voltes que els teus te poden demostrar que estan al teu costat, això no te preu”

Cristina Franch, Moncofar

31 anys

Enchede en la regió de Twente, Holanda.

 

 

 

Cristina es de Moncofar, la dona de un dels meus millors amics, i ha decidit viure una nova aventura, a Holanda, dixant a casa gran part de la seva vida. Ens conta que la forÇa per a seguir endavant la pren de tota la seva gent que sempre li ha demostrat estar amb ella, a pesar de distàncies i altres detalls. Quan hi ha un objectiu clar i fort, ningú ens pot parar, ixa es la ventaja dels éssers humans, podem arribar on vullguem.

Esta es la història de Cristina, contada en primera persona.

Cristina Franch

Podriem dir q tot va comenÇar quan vaig decidir estudiar Enginyeria Química en la Universitat Jaume I de Castelló. Aquell any la meua vida va canviar totalment, perqué vaig comensar els meus estudis i perqué vaig coneixer a la meua mitat, el que avuí es el meu home, Alex!! Així q a partir d’ahí hem caminat este llarg viatge junts.
En el moment de fer les pràctiques en empresa vaig decidir fer-les en un centre d’investigació perquè pensava qué seria obrir una altra porta en la meua carrera professional, ja que les empreses ceràmiques sempre estarien ahí per a poder a anar a treballar en elles. I tant que si va obrir una porta, va obrir LA porta!!!

 
Al principi, quan vaig acabar la carrera, no pensava fer el doctorat en químiques així que vaig fer una beca associada a un projecte durant un any, després me vaig donar conter que la investigació realment m’agradava i entre els dos, Alex i jo, varem prendre la decisió de fer el doctorat. I és que ha segut un camí q hem recorregut els dos, he tingut molta sort q ell me “permitira” fer el que a mi m’agradava, que em donara el seu suport,. Sempre estant al meu costat en cada moment.
Després d’uns anys vaig acabar el doctorat i va vindre la pregunta, i ara que?? Hi havien tres opcions, ensenyansa, empresa o continuar la investigació. Vaig sopesar les tres opcions i, una altra volta entre els dos, varem decidir que la millor opció era continuar amb la investigació. I dins d’esta havia d’anar-me’n al extranger per a continuar en la meua carrera, poder conseguir un bon curriculum i tindre més opcions per a després tornar a Espanya (demanant alguna beca).
Així que me vaig ficar a buscar i vaig tindre la sort que, quan buscava al que ara és el meu jefe per a enviar-li un correu amb el meu curriculum (perqué m’agradava el seu treball), vaig vore en la pàgina del seu grup que estaven buscant un post-doc en les meues característiques. Li vaig enviar el CV i ací estic.
Vaig vindre a principis de juny i tot ha segut una aventura fins ara. La ciutat té 150000 habitants però és molt acollidora, jo la compararia amb Castelló, que et permitix pràcticament conéixer a tots.  Té moltes tendes, molts actes culturals i una bona comunicació de transport públic. Lo pijtor és el clima, quan li pareix se fica a ploure!!! Però ja he aprés a portar el “xubasquero” sempre en mi. La part bona de que ploga és q està tot verd!!! és molt bonic!!! inclús la universitat està tota plena d’arbres i de llacs, a voltes pareix q estigues enmig del bosc!!
Al principi vivia en una residencia de la universitat on tot està mega-brut!!! Va ser molt dur!! Però ara ja tinc un piset per a mi sola en la meua cuina, el meu bany, i lo més important, la meua intimitat!!!
En la feina estic molt bé, l’eixir fora m’ha ensenyat a conectar en persones diferents i de diferents nacionalitats, a escoltar i sobre tot, estic aprenent anglés, i espere apendre també l’holandés!!

El treball que desenvolupe m’agrada molt i estic aprenent molt!!!
La veritat és que és molt dur estar fóra perqué no tens al teu costat a la gent que més vols, encara que ara en les noves tecnologies estem 24 hores conectats!!!! I moltes voltes et sents sola, però saps q ells estan ahí, i això és lo millor, les voltes que els teus te poden demostrar que estan al teu costat, donant-te suport en cada pas q pegues, això no te preu!!!!
Ara mateix tinc un any de contracte, que espere que siguen dos per a poder desenvolupar la meua feina completament.

CURIOSITATS
L’holandés és molt difícil però ací quasi tots parlen anglés, inclús la gent que no treballa a la universitat (caixers de supermercat, conductors d’autobusos), i que tots són molt amables i t’ajuden en tot. Aixó si. Quan es tracta de relacions més personals (d’amistat) no sonmassa oberts. A més, no es toquen. Mantenen molt les distáncies….aixó tambè ho trobe a faltar, algun abraÇ de tant en tant.

Cristina Capilla: Madrid cañí!!

  • Cristina Capilla, Castellón
  • 28 años
  • Madrid

Apasionada de viajar, conocer gente y vivir experiencias nuevas

 
Vivo en Madrid desde hace casi dos años (enero de 2010), vine aquí para hacer un posgrado en Información Internacional y países del Sur. Un curso especializado en comunicación para ONG y con una visión de periodismo humano. Más allá de lo que aprendí… lo mejor que me llevé de esa época fueron los compañeros (ahora amigos) y las personas que conocí en el camino, como mi pareja.
Descubrí que me encantaba viajar y vivir nuevas aventuras (y sobre todo, que era mucho más fácil acometerlas de lo que parece) a los 20 años. Fue de un modo completamente autodidacta que consistió en darme cuenta que necesitaba irme, trabajar un verano y ahorrar dinero,  comprarme un billete de avión a Londres y… ¡hasta pronto!


Por primera vez salí de mi casa (nunca antes había ido de intercambio a hacer cursos de idiomas ni nada por el estilo), sola y con una maleta y unos ahorros para vivir un mes. Si salía bien, me quedaba , si no me volvía. Afortunadamente salió bien y me quedé allí cinco meses, un  semestre académico sabático que me hizo darme cuenta de que a veces las obligaciones del día a día nos las tomamos más en serio de lo que son y que a veces hay que vivir la vida para tratar de ser feliz, sin hacer daño a nadie. Celebré allí mi 21 cumpleaños, hice amigos que se convirtieron en mi familia, conocí a gente de miles de nacionalidades (empezando por mis jefes palestinos que nunca olvidaré que me regalaron una tarta con mi nombre por mi cumpleaños) viví experiencias raras hasta decir basta… La Cristina de ahora no existiría si hace ocho años no hubiera vivido esa experiencia. 

En Holanda

Desde allí gestioné los trámites para irme a Madrid con una beca Sicue-Séneca al siguiente curso. (2005-2006). No conocía Madrid, más allá de una visita de fin de semana y me parecía una ciudad bastante caspa (siento que puedo decirlo porque ahora adoro Madrid y es una ciudad que siento ya como mía). En Levante tenemos inculcada un poco la idea de que Barcelona es genial y Madrid es muy cañí… (concepto que aunque inicialmente lo consideraba despectivo, es una de las cosas que ahora más me gustan de aquí). Y fue genial. No tanto a nivel académico (debo decir que ese curso no fue el más brillante de mi carrera) pero si a nivel personal. Conocí a muchos de los que ahora son mis mejores amigos y parte de mi familia: Rafa, Pilar, Eli, Clara, Tere, Marta… son las personas por las que nunca dejé de tener en mente mi regreso a esta ciudad inmensa y llena de posibilidades.  Aprendí que con 600 euros se puede vivir y pasártelo genial, recuperamos los guateques. Viví en un piso punky punky (con una casero hindú que nos subcontrataba el piso y que luego años más tarde fue el representante nacional de Bangladesh en España) con mil historias asociadas a él de esas que no pueden dejar de contarse en cualquier reunión de amigos… Fue tan increíble que aunque volví a Castellón y estuve años allí trabajando en El Mundo Castellón al Día (el mejor trabajo que he tenido hasta ahora y de donde no sólo saqué experiencia sino amigos de los de toda la vida, (como Jéssica de la Ser), nunca me quité la idea de la cabeza de volver a Madrid.
Me costó 4 años dar el paso, pero finalmente lo dí. En 2010, hice de nuevo el macuto y me vine a la capital a cambiar de vida y a buscar nuevos retos personales y profesionales.

En Madrid

Los personales los he encontrado, los profesionales… en tiempos de crisis, aún no. Trabajo en una productora multimedia como redactora audiovisual y apoyo al departamento de producción, elaboro guiones para los vídeos publicitarios que hace la empresa, y aunque el trabajo me gusta… la empresa (una pyme) no pasa por momentos de bonanza económica y tienen problemas para pagar las nóminas: así que aproveho para decir que busco trabajo. Por si a alguien le interesa una comunicadora/publicita/periodista.
Me gusta Madrid y me encantaría establecerme aquí con mi chico, pero sueño con la idea de volver a hacer la maleta e irme a otro país. Me encanta Roma (ciudad donde estuve 20 días haciendo un curso de italiano en 2008) pero la espinita que tengo ahora clavada va un poco más hacia el Este… me llama Estambul. Fui hace unos años de viaje y me enamoré de su exotismo, de su mezcla de culturas, de su combinación entre ese modernismo brutal que hay en algunas de sus calles y esos rasgos autóctonos propios de los países islámicos (más allá de que Turquia vaya de laico).

FUTURO INCIERTO
No sé qué haré… Ahora mismo busco trabajo en cualquier lugar del mundo… así que puede que en breve haga otra entrada para castellonenses por el mundo.

Como buena periodista, Cris ha hecho todo sola. Ha escrito su articolo, tal y como quería contarlo y yo, se lo agradezco. Es una aventurera luchadora ( en la foto la vemos en Nueva York) y llegará hasta donde se proponga porque vale más caminar con el corazón que con las piernas. Desde Castellonenses en el Mundo, un fuerte abrazo Cris.