Montse en Guatemala (2a parte)

Te acuerdas de Montse, verdad? Una de nuestras protagonistas más atrevidas. Si quieres puedes recordar su historia aquí.


Durante su estancia en Guatemala, aparte de las tareas humanitarias y la labor de voluntariado, Montse tuvo la oportunidad de viajar y conocer un país desconocido y que, quizás no cuenta con una gran reputación entre los europeos, más por ignorancia que por otras razones (bajo mi punto de vista).

Uno de los lugares que más consiguió impresionar a Montse fue el lago Atitlàn, “algo muy bueno tuve que hacer en otra vida para merecer poder presenciar semejante espectáculo”. Se trata de una gran inmensidad de agua rodeada por volcanes y pueblos perdidos entre el tiempo y la naturaleza, como ella misma describe. “Un lugar dónde lo único que se respira es paz y tranquilidad”.

Atitlán y la ciudad maya Tikal

En concreto, este lago se encuentra en el departamento de Sololà y constituye una de las principales fuentes económicas de la zona, por su interés turístico y por el apoyo comercial que constituye para sus habitantes, según fuentes oficiales.

 

 

 

Entre sus viajes preferidos, sin duda, la visita a la ciudad maya Tikal. “Cuando me paré enfrente del templo del gran jaguar en Tikal mi corazón empezó a agitarse y la respiración se me entrecortaba”. Por otra parte destaca la sensación indescriptible de subir el templo y contemplar toda la selva, sus sonidos. Es algo mágico, único”.

templo del Gran Jaguar

Gente humilde, gente feliz

Montse destaca la amabilidad y el buen humor de las personas, al final resulta que no es una leyenda urbana aquello de que las personas más humildes son siempre las más felices y alegres, no? Como en la publicidad de Malibú. En este sentido asegura que “algunas veces hasta me daba vergüenza decir de dónde venía, pues todos sabemos el trato que España ha tenido con estas gentes”.

Montse no solo se limitó a estar en Guatemala, sino que quiso vivir Guatemala. Compró y leyó libros de historia sobre sus costumbres y cultura; escuchó los relatos de sus gentes….. “Guatemala siempre tendrá un lugar privilegiado en mi corazón, la tierra de este país esta regada con la sangre de sus gentes. Han intentado quitarles su historia, su cultura, sus tradiciones y no lo han conseguido”.

Como ya hemos dicho en más de una ocasión, Montse no se cansa de viajar, de conocer y de ayudar. Después de su viaje a Guatemala ha estado una gran temporada en Francia, donde va a volver en tan sólo unas semanas. Tendremos reservado un espacio para la aventura francesa de esta nulera con pies de plomo.

Gracias por tu visita, si quieres decirnos algo, estaremos encantados!!!!

Anuncios

Montse Romano en Guatemala (1a parte)

  • Montse Romano, Nules
  • 31 años
  • Guatemala (América Latina)

 

Montse es una de las personas más inquietas que conozco, aparte de tener una humanidad increíble. Enseguida entenderéis por què.
Montse Romano, protagonista de esta historia, es de Nules y ha pasado varios meses en Guatemala (America Latina) por cuestiones relacionadas con el voluntariado y, cuando se fue a las americas, ya había estado un año en Italia. “Siempre había querido cruzar el charco e ir a Colombia o Argentina, me avergüenza decirlo pero ni siquiera sabía situar Guatemala en el mapa con exactitud”. Gracias a un Master en Cooperación al Desarrollo de la UJI, Montse tuvo la oportunidad de conocer a mucha gente de distintas nacionalidades, entre ellos, un guatemalteco que habló demasiado bien de su país y provocó que Montse eligiera Guatemala para realizar sus prácticas. “Empecé a buscar información sobre el país, leer la historia, intentar entender por qué ese país maravilloso sufría la situación actual llena de desigualdades, violencia y pobreza”.

vista cementerio chichicastenango

En septiembre de 2008 Montse cogío el avión que le llevaría a “cumplir los sueños más importantes” de su vida, el objetivo era realizar un proyecto para la promoción de bibliotecas en las escuelas públicas, así como otros medios de los que no disponían. Hoy algunos años después reconoce que “no me equivoqué, ni con el proyecto ni con el país”.
Montse asegura que en Guatemala se sintió bien desde el primer momento “sin nostalgias” y recuerda divertida la sensación de mareo de los primeros días debido al cambio de altitud “algunas veces tenía que apoyarme a la pared de las casas para caminar y eso me hacía ser más consciente de dónde estaba”.

Durante su estancia en Guatemala, Montse se dedicó a proyectos diferentes, uno de ellos consistía en viajar con un bibliobús para acercar los libros a los niños. “Lo mejor de todo era ver la cara de los niños que corrían para ser los primeros y poder elegir su libro, para leer, estudiar o investigar. Fui ‘seño’ durante un mes y trabajaba con ellos, les mostraba donde estaba mi país y jugábamos a las damas”.

Bibliobús

Durante su integración en el sistema educativo guatemalteco Montse aprendió en lo poco importante que es el material para educar y en como se agudiza el ingenio cuando dispones sólo de eso, de tu ingenio. “También me di cuenta de lo mal que educamos a nuestros niños en España y de lo poco que les enseñamos sobre lo que realmente importa”.

Otro de los proyectos en los que Montse trabajó fue la planificación de una biblioteca en una aldea vecina a La Antigua Guatemala, antigua capital del país. Lo que más le gustaba hacer era ir los sábados al Parque Central con un libro y un “licuado” para leer y escribir sobre el país, las costumbres y sus gentes.

Lago Atitlán

 

Montse describe a la gente como abierta y alegre, con ritmos de vida quizás menos frenético que los que llevamos en Europa. “Me sorprendió muy gratamente el saludo de la gente, a conocidos y desconocidos, un buenos días cuesta poco y vale mucho, una sonrisa…..”.

Si conoces a Montse o has estado en Guatemala escríbenos un comentario, cuéntanos tu experiencia y los lugares que nos recomiendas…..gracias por tu visita!!!!!

 

Links interesantes:  Lago atitlan, Turismo en Guatemala, Antigua Guatemala.