Manu en el país del Tango

• Manuel José Ll. de Borriol
• 29 anys
• La Plata, Argentina

He localizado a Manuel a través de una amiga de la infancia y si hay una palabra para describir su historia es “LOCURA”, enseguida iréis descubriendo por qué. Antes, para que os situéis os diré que tiene en estos momentos 29 años y lleva ya cinco en La Plata, en Argentina, más o menos a 50 kilómetros de Buenos Aires.
Manuel estudió Ingenieria Química en Castellón y consiguió un puesto de trabajo como responsable de calidad en una importante empresa azulejera de Vila-real. Un buen sueldo, un buen horario y un buen trabajo en una empresa fuerte (aún no había llegado la crisis, ni se imaginaba que llegaría). “Me gustaba mi trabajo y me encontraba agusto, me gustaba el pueblo y todo iba sobre ruedas”. Sin embargo, Manuel pensaba que era demasiado joven como para haber ya alcanzado todo y entrar en una rutina demasiado cómoda. “Pensé que si seguía así, lo único que tendría en mi vida sería un buen sueldo, quizás cada vez mayor, un buen coche y un mes al año de vacaciones”. Le entristecía la idea y pensó que siempre podría volver al sector cerámico.
Así que buscó una investigación interesante y motivadora para seguir los estudios y el hecho de elegir Argentina fue casi pura casualidad.
Manuel vendió su coche y con el dinero que había recogido en los últimos años se fue a estudiar a Argentina, “todos me dijeron que estaba loco y, actualmente, cuando lo pienso, yo también lo creo. Fue una auténtica locura”.

Manuel es de los pocos Castellonenses en el Mundo que considera absolutamente positivo estar lejos de casa. Es obvio que echa de menos a su familia y a los suyos como todos los demás. Pero destaca sobre todo los aspectos positivos. “Cinco años después, creo que es la mejor decisión que pude tomar. En España todo ha ido mal económicamente hablando y a día de hoy seguramente no tendría trabajo. Sin embargo, he tenido la suerte de conocer toda America Latina, me he sacado el doctorado (ha realizado una investigación de tesis doctoral sobre el “Desarrollo de nanoparticulas de silicio como potenciales marcadores luminiscentes i agentes terapeuticos en sistemas biológicos”, y espero en el futuro seguir mi formación en EEUU (este proyecto sigue en el aire, pero seguiremos en contacto con Manuel para conocer su trayectoria).

Manuel, muy optimista, considera que “en avión estoy en casa enseguida, además mi trabajo me permite viajar a Borriol una vez al año”. De todas formas admite que le asusta la idea de quedarse a vivir en el extranjero, “me gusta mi pueblo y me encanta estar aquí, sin embargo mientras pueda seguiré viajando, conociendo gente y lugares nuevos, nuevas culturas y el respeto por las costumbres de los demás”.
Manuel se muestra convencido de que si todas las personas decidieran viajar y vivir lejos de sus casas al menos un año, las cosas funcionarían mejor.

En la imàgen posterior, Manu se encuentra en Perito Moreno, en la cordillera de los Andes. Una imàgen fantàstica! 
Y tú, ¿conoces a Manuel? ¿Has estado en La Plata o en el resto de Argentina? Cuéntanos tu experiencia en el país del Tango.